Blogia
L a P e d r @ d a

Cuba: Mucho más allá de las Universidades

Cuba: Mucho más allá de las Universidades ARGENPRESS.info
2003-12-02

Por: Dayán Raynel (especial para ARGENPRESS.info) (Fecha publicación:01/12/2003)

Para Fernando Vecino Alegret, una figura histórica de la Revolución cubana colocada al frente del Ministerio de Educación Superior de Cuba desde hace casi tres décadas, los avances de la Isla en materia educacional y científica también benefician a otros países.

Guerrillero en la Sierra Maestra durante la lucha armada contra la tiranía de Fulgencio Batista, militar que alcanzó los grados de General de Brigada y participante de la campaña internacionalista de Cuba en Angola, el hoy ministro cubano acaba de pisar por primera vez suelo argentino invitado por el ministro de educación, Daniel Filmus.

Ambos titulares analizaron en Buenos Aires las posibilidades de cooperación en materia de educación superior, ciencia y tecnología a partir del desarrollo alcanzado por los dos países en esa esfera.

En declaraciones a ARGENPRESS, Vecino Alegret explicó el proceso desarrollado por Cuba en el camino que la ha colocado en un lugar de alto reconocimiento internacional en materia educacional, pero insistió en que 'todavía queda mucho por hacer'.

Se refirió a la campaña de alfabetización realizada en 1961 y que marcó el punto inicial de 'una labor que nunca termina' y recordó que al triunfo revolucionario en 1959 el país contaba tan sólo con 15 mil estudiantes de nivel superior y tres universidades. Una de las primeras medidas de la revolución fue la nacionalización de la tierra, de los principales sectores de la economía nacional y también de la enseñanza, las escuelas y las universidades.

Ese fue el punto de partida de un trabajo que ahora le permite a los cubanos contar con un riquísimo capital humano, altamente culto y profesional y que se puede sintetizar en un dato: más de 700 mil graduados universitarios en una población actual de menos de 12 millones de habitantes.

Y dentro de ese rico arsenal se cuentan más de 17 mil alumnos extranjeros que se graduaron gratuitamente en instituciones cubanas de educación superior, lo que en términos económicos equivaldría a una donación de unos 500 millones de dólares.

El vasto progreso en el campo educacional, unido al desarrollo social impulsado por las autoridades de la isla caribeña, han convertido a la enseñanza en una tarea no sólo dirigida a los tradicionales segmentos de la niñez, la adolescencia y la juventud, sino que se amplia -como importante factor de la elevación de la calidad de vida- hasta los ancianos deseosos de estudiar.

Estamos por la universalización de la enseñanza y llevamos la universidad a todos los confines del país, dijo el ministro cubano. En Cuba la universidad se extendió en los últimos tiempos hasta los municipios, eslabón de la administración que ya cuenta con su sede universitaria gracias a la labor de 24 mil profesores a tiempo completo y otros 20 mil en calidad de adjuntos.

Tras un tenaz esfuerzo en los últimos años, el gobierno cubano logró ya reducir a 20 el número de estudiantes por aula en la enseñanza primaria y avanza en la formación de contingentes de maestros y trabajadores sociales, pues es necesario luchar contra los problemas más agudos de la sociedad, incluso dentro de las familias, para que todos puedan beneficiarse de la educación. Vecino Alegret hizo énfasis en la importancia de trabajar con la juventud que se aleja de las aulas, en muchas ocasiones por causas familiares o económicas, y reveló que en la actualidad hay decenas de escuelas en Cuba que cuentan con un solo estudiante y equipadas con televisor, video y computadora.

En Cuba la cobertura educacional alcanza al cien por ciento de la población, incluidos los niños y jóvenes con problemas físicos o de retraso mental. 'Eso cambia la situación cultural del alumno, de su familia y de la propia comunidad en que están insertados', explicó.

'Un sistema de educación tiene que ser capaz de evitar que la juventud llegue a delinquir... Para tener una educación superior de gran calidad hay que tener buena enseñanza primaria, secundaria y preuniversitaria', apuntó.

En ese sentido, reiteró la importancia de los trabajadores sociales, encargados de la atención a los sectores o familias con problemas. Otro dato: de 100 mil jóvenes que no trabajaban ni estudiaban, hoy 35 mil de ellos están incorporados a estudios universitarios.

Y no se trata únicamente de garantizar el estudio a toda la población, sino que al salir de las aulas cada graduado tiene asegurado un puesto de trabajo en correspondencia con la carrera cursada, según afirmó Vecino Alegret.

Pero más aún: No basta obtener el título, sino que se estimula la continuación de los estudios en cursos de postgrado, maestrías y doctorados. En estos momentos más de 200 mil profesionales están incorporados al estudio en Cuba. Desde 1994 casi 13 mil graduados universitarios obtuvieron títulos de Master. La cifra de Doctores se eleva hoy a seis mil 600.

Por otro lado, la investigación científica es otro de los ángulos principales del ministerio de educación superior de la Isla, organismo que en el presente tiene a su cargo el 50 por ciento de la actividad investigativa del país.

Precisamente la semana pasada se anunció al mundo la producción en Cuba de una vacuna contra el agente bacteriano Haemophilus influenzae, causante de meningitis y neumonías, y que anualmente cuesta la vida a alrededor de medio millón de chicos en todo el mundo.

El acontecimiento fue el resultado de investigaciones realizadas por la Universidad de La Habana y con la participación del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri, ambos de la capital cubana, y la Universidad de Ottawa.

Quizás por todo lo anterior y la importancia de la experiencia cubana, Vecino Alegret y su anfitrión Daniel Filmus no olvidaron analizar el tema de la cooperación tanto bilateral como entre los países del sur.

Al respecto, el titular argentino dijo durante su reunión con el ministro cubano que 'no tenemos que aprender sólo del norte, sino también a través de la cooperación sur-sur, como hacemos con Brasil, Chile, Venezuela y Colombia y ahora con Cuba, aprendiendo de las experiencias positivas y transmitiendo las nuestras'.

Ahora, el próximo paso en los contactos cubano-argentinos en materia de educación tendrá lugar en la isla caribeña durante una próxima visita de Filmus, quien tendrá al menos tres anfitriones: Vecino Alegret y los ministros de educación, José Luis Gómez, y Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Rosa Elena Simeón. Tres carteras dedicadas a temas capitales de la revolución cubana.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres